El consumo de productos altos en azúcar puede causar enfermedades graves